FRUTAS Y VERDURAS, PRINCIPALES COMPONENTES EN LA ALIMENTACIÓN DEL NIÑO CON DIABETES

Un paciente es diagnosticado con diabetes cuando el 90 por ciento de las células que producen insulina están destruidasAnte el incremento de obesidad y sobrepeso que afecta a 1 de cada 4 niños de entre 5 y 11 años de edad, especialistas advierten que cada año la diabetes tipo 1 aumenta en 3 por ciento entre los pequeños y es más común en la edad preescolar.

Para llevar una mejor calidad de vida y evitar el sobrepeso y la obesidad, así como futuras complicaciones como retinopatía (principal causa de ceguera en niños); afección del riñón (más del 30 por ciento puede tener insuficiencia renal) y neuropatía (alteraciones en la sensibilidad), es necesario llevar una alimentación saludable y el tratamiento de insulina que indique el médico.

Muchos casos de diabetes en menores se pueden prevenir con acciones que están al alcance de todos, como por ejemplo, buenos hábitos alimenticios desde casa, éstos puede marcar la diferencia entre un pequeño sano y uno con diabetes.

De acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en 2006 el 26 por ciento de los niños entre 5 y 11 años de edad, es decir 1 de cada 4, presentó sobrepeso u obesidad, mientras que los adolescentes fueron 1 de cada 3.

Datos de la Federación Internacional de la Diabetes (IDF) señalan que cada día, en el mundo, más de 200 infantes son diagnosticados con esta enfermedad, quienes requieren a diario múltiples inyecciones de insulina y monitorear los niveles de glucosa en sangre. Actualmente, más de 500 mil menores de 15 años tienen este padecimiento.

La diabetes tipo 1 es una afección que se caracteriza por la falta o disminución del efecto de la hormona insulina que se produce en el páncreas, imprescindible para que los nutrientes de los alimentos se aprovechen y proporcionen al cuerpo la energía necesaria para funcionar adecuadamente y, entre otras cosas, permitir el crecimiento y desarrollo del niño.

El doctor Luis Mejía Solís, endocrinólogo en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 8 del IMSS, señaló que cuando un paciente es diagnosticado con diabetes se dice que el 90 por ciento de las células que producen insulina están destruidas.

La nutrióloga Cristina Alpizar Valenzuela, adscrita a la consulta de especialidades del mismo hospital, recomendó que en la dieta diaria del niño con diabetes se debe incluir alimentos ricos en fibra como las verduras de hoja verde, pepinos, espinacas, calabazas y brócoli. También frutas para ayudar a cubrir el requerimiento de vitaminas, minerales, que actúan como sustitutos de glucosa, sin dejar de lado la leche, carne, huevo y cereales.

Además, se debe limitar la ingesta de bebidas endulzadas, galletas, pan dulce, así como de refrescos y comida industrializada, que sólo se deberá consumir en ocasiones especiales y de forma moderada.


Deja un comentario

Archivado bajo Salud

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s