HEMORRAGIA NASAL E INSUFICIENCIA RESPIRATORIA, POSIBLES SÍNTOMAS DE ANGIOFIBROMA JUVENIL

En México y el mundo, la prevalencia de este padecimiento es de 0.05 por ciento entre tumores de cabeza y cuello; afecta a la población masculina de entre 10 y 25 años de edadUn tumor benigno puede ser tan peligroso como un maligno; incluso, algunos pueden poner en riesgo la vida del paciente, como sucede con el Nasofaríngeo, mejor conocido como Angiofibroma Juvenil, patología nasal que afecta principalmente a la población masculina de entre 10 y 25 años de edad, señalan especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

A pesar de ser un padecimiento poco común en México y el mundo, con una prevalencia de 0.05 por ciento entre los tumores de cabeza y cuello, el Angiofibroma Juvenil tiene un comportamiento agresivo, ya que puede invadir y erosionar otras estructuras óseas; entre éstas se halla la cavidad craneal, donde puede generar compresión cerebral.

Esta enfermedad benigna se desarrolla en forma de masa en la parte posterior de la nariz o en la nasofaringe (parte superior de la garganta), principalmente a nivel del hueso etmoides (enlace óseo entre la nariz y el cráneo).

La sintomatología conducente a un probable desarrollo de dicho tumor fibroso y vascularizado, son las hemorragias nasales frecuentes (epistaxis), insuficiencia respiratoria, obstrucción nasal, formación de hematomas, secreciones, congestiones e hipoacusia (pérdida auditiva). Desafortunadamente, este mal se diagnostica cuando ya se encuentra en etapa avanzada.

El avance del Angiofibroma Juvenil no sólo destruye los tabiques óseos paranasales, sino también llega a deformar el rostro, ya que la pirámide nasal se ensancha, se aplasta y se desvía. Además, desencadena complicaciones infecciosas propias de la obstrucción respiratoria.

Aunque se trata de un tumor benigno, que supuestamente no implica mayor riesgo, su comportamiento es muy agresivo, porque además de invadir y destruir los huesos de la nasofaringe, entra a la base craneal, lo que resulta peligroso para quien lo padece. Su progreso es lento, impredecible e indetectable, hasta que ya se ha extendido.

A la fecha, la literatura médica mundial desconoce las causas que conllevan a la formación de este tumor; por ende, tampoco hay manera de prevenirla. Y aunque se le asocia con factores genéticos e incluso del medio ambiente, no hay certeza sobre su origen.

Ante este problema de salud, la cirugía es necesaria para extirpar el tumor cuando ha invadido el hueso etmoides, y en el Hospital de Oncología del CMN Siglo XXI del IMSS se cuenta con la tecnología necesaria para realizar procedimientos exitosos a los pacientes afectados. Efectúan un examen médico para detectar el Angiofibroma; puede ser a través de una radiografía, tomografía computarizada, estudio endoscópico o por biopsia (procedimiento quirúrgico por el que se extrae una muestra de tejido).

Generalmente, el enfermo acude con el médico cuando el tumor ya le obstruye y su volumen es grande -4 a 6 centímetros de diámetro, aproximadamente-, debido a que es muy difícil hacer un diagnóstico en etapa temprana.

En los últimos cinco años, en el Servicio de Cabeza y Cuello del Hospital de Oncología del CMN Siglo del IMSS se han efectuado algunas operaciones por Angiofibroma Juvenil, con resultados satisfactorios para los pacientes, a quienes se les da seguimiento para vigilar que el tumor no se desarrolle nuevamente.

6 comentarios

Archivado bajo Salud

6 Respuestas a “HEMORRAGIA NASAL E INSUFICIENCIA RESPIRATORIA, POSIBLES SÍNTOMAS DE ANGIOFIBROMA JUVENIL

  1. CATHERINE BAEZA

    Hola, me parece muy esclarecente toda la información que acá se presenta, los felicito.
    Yo fui operada a los 16 años de edad con el diagnóstico de “Angiofibroma juvenil”…gracias a Dios mi operación se realizó a tiempo, actualmente tengo 28 años y me gustaría saber cuales son las consecuencias de haber padecido esta enfermedad. Aparte de la consecuencia física, ya que mi nariz (el tabique) quedó con una malformación, producto tel tumor crecido.

  2. René Dávila

    Probablemente el desarrollo de un tumor fibroso y vascularizado, que provocaría las hemorragias nasales frecuentes (epistaxis), insuficiencia respiratoria, obstrucción nasal, formación de hematomas, secreciones, congestiones e hipoacusia (pérdida auditiva)

  3. maria sanchez

    fui operada de un tumor etmoide, no percibo los olores
    lo peor es que tengo siempre un sabor salado en el gusto
    lo cual me impide disfrutar de los dulces.
    quisiera saber si hay un remedio para eso.

  4. René Dávila

    Acude con tu especialista para que determine tu situación

  5. juan carlos

    Mi hijo tiene 11 años y se detecto este tumor, algunos médicoas no quieren operar no se por qué, no está afectando el hueso pero es muy molesto para él. Debe operarse o esperar?

  6. carlo

    Hola yo soy de Chile , me llamo carlo y fui operado por angiofibroma.
    Las consecuencias mias no fueron tantas , a mi me sacaron el tumor por el paladar , pero cuando hablo el aire se me sale por la nariz y no se me entiende mucho cuando hablo, actualmente estoy llendo al fonoaudiologo, para recuperar mi voz como debe ser: pero no se si podre recuperar mi voz como debe.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s