MÉXICO CONTRAVIENE EL CONVENIO MARCO PARA EL CONTROL DEL TABACO

La Ley General para el Control del Tabaco viola lo establecido por el Convenio Marco en los rubros de espacios 100% libres de humo, publicidad e impuestos al tabaco, entre otros

Diversas organizaciones de la sociedad civil demandan reformas a la LGCT para no permitir el consumo de productos de tabaco en espacios cerrados, prohibir por completo su publicidad y promoción e impulsar una política fiscal que proteja a la juventud de caer en el tabaquismo En la instrumentación e implementación del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) que México firmó ante la OMS y fue ratificado por el Senado de la República en abril de 2004, nuestra nación se encuentra entre los países con un lento avance y con rezagos importantes en la ley respectiva, denunciaron organizaciones de la sociedad civil en su IV Reporte “México ante el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco”.

Estos  reportes tienen por objeto difundir los avances, rezagos e interferencias que han existido en nuestro país para el cumplimiento de lo plasmado en el CMCT, los cuales se reflejan principalmente en la Ley General para el Control del Tabaco (LGCT), cuyo reglamento fue publicado el pasado domingo 31 de mayo en el Diario Oficial de la Federación.

La LGCT contiene errores inducidos durante la discusión parlamentaria en el Pleno por grupos de legisladores cabildeados por la industria tabacalera.

El doctor Jesús Felipe González Roldán, Presidente de la Red México sin Tabaco, informó que estos rezagos consisten en hacer obligatorio contar con espacios para fumar (violación al Artículo 8° del CMCT), permitir publicidad (incluso domiciliaria) por correo (violación Artículo 13° del CMCT), omitir obligaciones internacionales para la exportación de productos de tabaco (violación al Artículo 15° del CMCT) y dificultar la vigilancia de su cumplimiento.

“La Secretaría de Salud no termina por publicar la inclusión de pictogramas e imágenes, con frases rotatorias de advertencia sanitaria, breves e impactantes, en el etiquetado y empaquetado de los productos de tabaco, tal y como ha funcionado en muchos otros países, a pesar de contar con el sustento legal para hacerlo. En el mejor de los casos tendremos estos pictogramas hasta el segundo trimestre de 2010, lo cual viola el plazo establecido por el CMCT en su Artículo II.I (b), que era mayo de 2008.”

Por su parte, el doctor Francisco Javier López Antuñano, Presidente de la Alianza contra el Tabaco, denunció que el coordinador de la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores desconoce que el 4 de mayo de 2004 el Presidente de la República Mexicana expidió para su publicación y observancia el Decreto aludido con Artículo Único que aprueba el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (CMCT – OMS), publicado en 12 de mayo del 2004 en el Diario Oficial de la Federación.

De acuerdo con el Artículo 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el último criterio de la corte, el CMCT es norma suprema de la Unión que se ubica jerárquicamente por debajo de la Constitución y por encima de toda Ley General que emane del Congreso y de las leyes federales y locales. “Tal es el caso de la Ley General para el Control del Tabaco”.

“El Artículo 23 de la LGCT permite la publicidad, el patrocinio y la promoción del tabaco, con lo cual contraviene expresamente lo dispuesto por el Artículo 13 del CMCT, que establece que las partes reconocen que la prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio reducirán el consumo de productos del tabaco. Ello también viola el Artículo 4° de nuestra Carta Magna, que señala “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud”.

“La LGCT debe estar estructurada conforme al Convenio, atendiendo a las disposiciones que éste último señale para cada caso. Si el CMCT constituye el fundamento del legislador para crear la LGCT, ésta última no puede contravenirlo, ya que implicaría que dicha ley carezca de fundamento legal y sea además anticonstitucional.”

En su intervención, el doctor Rafael Camacho Solís, Miembro – Fundador de Alianza contra el Tabaco, explicó que el artículo 6° del CMCT destaca que precios e impuestos son un medio importante y eficaz para que grupos de población, en particular jóvenes, reduzcan el consumo de tabaco. A la vez que reconoce el derecho soberano a decidir y establecer la política tributaria, también obliga considerar los objetivos de salud al aplicar las políticas fiscales que reduzcan el consumo de tabaco y la exposición a su humo.

En México, actualmente los cigarros pagan el 15% de IVA, igual que otros productos cuyo consumo no es dañino a la salud. Adicionalmente pagan 160% de IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios), que está muy por debajo del 185% que pagaban en 1987.

“Nuestra propuesta para las LX y LXI Legislaturas es un impuesto mínimo que consiste en cobrar $ 10.00 por cajetilla de cigarros, adicional a los que ya se  pagan (IEPS e IVA); distribuir lo recaudado a las entidades federativas y utilizarlo para la prevención del inicio y la ayuda para dejar de fumar, así como para promover y vigilar espacios 100% libres de humo de tabaco, y atender enfermedades asociadas al consumo y exposición al mismo”.


Deja un comentario

Archivado bajo Salud

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s