RESEQUEDAD DE LA PIEL POR FRÍO SEVERO

El uso de agua muy caliente para el baño diario, así como calentadores de aire en las habitaciones, pueden ocasionar una pérdida excesiva de humedad natural en la piel

Proteger la piel del clima frío, ayuda a conservar su humectación y mantener un grado de acidez ideal (pH5.5) del manto ácidoLas bajas temperaturas impactan la piel e incrementan la incidencia de padecimientos como la resequedad extrema (xerosis), un síntoma común que se presenta cuando el aire frío del exterior se mezcla con el aire caliente del interior, provocando una acelerada pérdida de humedad de la piel.

El frío extremo del ambiente mezclado con el calor seco de las habitaciones y oficinas generado por calentadores, reducen la humedad relativa del aire, lo que llega a resecar considerablemente la dermis, que pierde humedad y puede agrietarse, irritarse o inflamarse. De igual forma los baños con agua muy caliente contribuyen a la resequedad excesiva, comentó la dermatóloga Rosa María Ponce Olivera.

La dermis cuenta con una barrera protectora llamada manto ácido, una finísima capa constituida por grasa y agua, con un pH ideal de 5.5, un grado de acidez que puede evitar la entrada de bacterias, virus y hongos a la piel. “Pero si esta acidez (5.5) es alterada por el frío, puede aumentar la sensibilidad y la predisposición a padecer varios grados de irritación”

Si se usa con mucha frecuencia e indistintamente cualquier producto de higiene y limpieza corporal, se puede perjudicar severamente la salud de la piel. Ya que, “algunos jabones comunes poseen un pH entre 9 y 11, es decir, son muy alcalinos; incluso los neutros con pH 7 también reducen esta función ácido-protectora de la piel, tornándola susceptible a  microorganismos oportunistas”.

Para restaurar los niveles de agua y grasa, alterados por factores externos como el frío, es primordial utilizar productos que contribuyan, primero a desinflamarla, que contengan el nivel de acidez ideal para la piel (pH5.5), que humecten y lubriquen. Además, algunos cambios de hábitos en el cuidado de la piel, ayudarán a que se sienta y luzca sana y con vida, por ejemplo:

  • Disminuir el tiempo del baño y bañarse con agua tibia y no caliente
  • Usar dermolimpiadores como gel de baño, en lugar de jabones comunes
  • Secarse de manera suave sin frotarse con fuerza
  • Evitar productos con alcohol, justo después del baño, pues la piel continúa húmeda.
  • Hidratar mejor la piel de las manos y usar productos específicos para la piel facial.

Las partes más afectadas de la piel son el rostro y las manos, por estar más expuestas a factores externos dañinos. Por ejemplo, los cambios abruptos en el clima, el uso de cosméticos y la depilación, generan una importante agresión en la mejor carta de presentación de la gente, la piel, el órgano más extenso del cuerpo.

“Para evitar los estragos en dicho órgano, la mayoría de personas recurre a cremas para el rostro y el cuerpo, pero pocas saben del papel que tiene el cuidado y protección del manto ácido de la piel y los beneficios que se obtienen de éste y como usar cremas específicas”.


1 Comentario

Archivado bajo Salud

Una respuesta a “RESEQUEDAD DE LA PIEL POR FRÍO SEVERO

  1. stefany

    COMO QUE TIPO DE CREMAS PARA LA CARA ?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s