RESULTADOS DE NUTRICIÓN DE LA ENSANUT- 2006

Presentación de número especial publicado en Salud Pública de MéxicoInvestigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), dan a conocer los Resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANUT-2006), durante el Seminario Resultados de Nutrición de la ENSANUT- 2006: Presentación de Número Especial publicado en Salud Pública de México, llevado a cabo el Auditorio Miguel E. Bustamante de la Secretaría de Salud (SSA), de la Ciudad de México.

El doctor Bernardo Hernández, Director de Salud Reproductiva del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, explicó que la Encuesta fue levantada bajo la coordinación del Instituto Nacional de Salud Pública, y sigue la secuencia de encuestas nacionales de nutrición (1988 y 1999) y de Salud (2000).

“La ENSANUT 2006 es una encuesta probabilística que permite hacer inferencias sobre las condiciones de salud y nutrición a nivel nacional, para 4 regiones del país, para estratos rurales y urbanos, y a nivel estatal (para muchas variables bajo estudio), así como comparaciones con encuestas previas (ENN88, ENN99)”.

La doctora Teresita González de Cossío, del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) del INSP, abordo las referencias antropométricas utilizadas para estimar prevalencias de mala nutrición, así como el crecimiento de los niños alimentados al seno y las diferencias entre las dos estimaciones, durante su ponencia Malnutrición del niño mexicano en las últimas dos décadas: prevalencias estimadas con los estándares de crecimiento de la OMS-2006.

Recomendó el uso de los nuevos estándares de crecimiento de la OMS, por ser de naturaleza normativos, y advirtió que las estimaciones de la prevalencia de la mala nutrición en preescolares mexicanos, publicadas hasta ahora, estaban levemente subestimadas. “La desnutrición ha disminuido pero sigue siendo el problema de malnutrición más importante en la edad preescolar”. El sobrepeso ha aumentado 30% en el preescolar en las últimas dos décadas, y la emaciación en la infancia temprana no ha dejado de ser un problema de salud pública, lo cual es resultado de la desprotección de la lactancia materna, por un lado, y de una alimentación complementaria inadecuada, por el otro.

El doctor Salvador Villalpando, Director de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del CINyS del INSP, habló de la Prevalencia de anemia se redujo en niños preescolares y escolares entre 1999 y 2006 y del Papel de los programas públicos de nutrición.

Señaló que la anemia fue la deficiencia nutricia mas frecuente y grave en la Encuesta Nacional de Nutrición de 1999. “Si bien la anemia en menores de 2 años ha disminuido, sigue siendo inaceptablemente alta”.

Luego de señalar que la disminución mas notable ocurrió en niños de nivel socioeconómico medio y bajo y en indígenas, destacó la urgencia de llevar a cabo medidas que conduzcan a reducir en al menos 50 % más la anemia en niños menores de 2 años y escolares de los estados con prevalencias críticamente altas.

“Existen pruebas de que los programas públicos de nutrición se asocian a la disminución de la anemia”.

La doctora Tere Shamah, Jefa del departamento de la Vigilancia de la Nutrición del CINyS, advirtió que la anemia constituye un problema de salud pública que

afecta a millones de personas, que tiene consecuencias de gran alcance para la salud humana y para el desarrollo social y económico.

Durante su ponencia denominada Anemia en mujeres mexicanas: resultados de dos encuestas nacionales probabilísticas, dijo que la anemia severa se asocia principalmente con incremento de riesgo de muerte materna e infantil.

“Se ha estimado que el riesgo de desarrollar anemia es de 2 a 7 veces mayor en países en desarrollo que en países industrializados, acentuándose en áreas rurales. La anemia alcanza una prevalencia del 35% en mujeres en edad fértil y del 50% en mujeres embarazadas, en países en vías de desarrollo”.

En nuestro país, la anemia en mujeres en edad fértil continúa siendo un problema de salud pública que de acuerdo a la OMS, alcanza importancia media para mujeres no embarazadas (entre 5 y 19.9), y moderada para mujeres embarazadas (>20) Ante este panorama, se hace emergente continuar con la implementación de estrategias, con el fin de poder revertir el problema de anemia que aqueja a las mujeres en México, y poder reducir los gastos que implica para el capital humano.

La Mtra. Sonia Rodríguez señaló que México atraviesa por una transición nutricional y epidemiológica, cuyos principales determinantes son la mala calidad de la dieta y la baja actividad física.

“Es imperativo desarrollar estrategias dietéticas que contribuyan al control y prevención de los problemas de nutrición”, advirtió durante su ponencia Ingestión de energía y nutrimentos en adolescentes mexicanos: Análisis de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006. En el caso de los adolescentes, es necesario cubrir sus requerimientos de nutrimentos, así como fomentar

hábitos de alimentación que prevengan enfermedades crónicas en la vida adulta.

La ENSANUT 2006 constituye el primer análisis de la dieta en adolescentes hombres en una muestra representativa del ámbito nacional en México. Lo  resultados muestran diferencias importantes en la ingestión y adecuación de energía y nutrimentos entre las categorías analizadas, así como una menor ingestión de nutrimentos se encontró en el área rural y en la región sur. Los

nutrimentos más deficientes en la dieta: folatos, calcio, vitamina A y el hierro.

La doctora Ivonne Ramírez del CINyS, presentó el tema Consumo de frutas y verduras en la población mexicana: Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006. Tras destacar que las frutas y verduras tienen efectos benéficos en la salud y estado de nutrición de los individuos, Recordó que el consumo alto de frutas y verduras se asocia primaria o secundariamente con una menor incidencia de obesidad, enfermedades cardiovasculares, Diabetes mellitus tipo II, diferentes tipos de cánceres y deficiencia nutrimentales.

Uno de los objetivos del análisis de la ENSANUT 2006 – señaló-fue cuantificar la magnitud y distribución de la ingestión dietética de frutas y verduras en la población mexicana de 1 a 59 años de edad, y su adecuación con base a las recomendaciones internacionales de consumo.

El análisis llevado a cabo documentó una baja ingestión de frutas y verduras en la población mexicana, en relación a las recomendaciones internacionales, siendo los residentes de la región norte del país quienes tuvieron las más bajas ingestiones de FYV en todos los grupos de edad.

Los escolares y adolescentes fueron los grupos poblacionales con las más bajas adecuaciones de consumos de FYV. La población indígena tuvo consumos similares a la no indígena.

Es necesario conducir investigaciones que atiendan las razones de la baja ingestión de frutas y verduras en la población mexicana, a fin de diseñar intervenciones dirigidas a alcanzar los consumos recomendados.

La doctora Anabelle Bonvecchio, investigadora del CINyS, habló del proyecto Tendencias de Sobrepeso y Obesidad en Niños Mexicanos de 2 a 18 años. 1988-2006, cuyo objetivo fue describir las prevalencias de SP/O en niños y adolescentes mexicanos dentro de ese grupo de edad, así como comparar las tendencias de las prevalencias de SP/O en niños y adolescentes Mexicanos

entre 1988 y 2006, en el ámbito nacional y por subgrupos relevantes de población.

La epidemia de obesidad afecta a los niños de todas las edades, regiones, nivel socio económico, área (rural y urbano) y condición étnica, y que esta tendencia va en aumento, particularmente en escolares y adolescentes de todos los subgrupos de población.

“El sobrepeso en edad escolar precede a la obesidad durante la adolescencia”.

El doctor Simón Barquera, Director de Epidemiología Nutricional del CINyS, presentó su artículo sobre Obesidad y adiposidad central en adultos Mexicanos: resultados de la ENSANUT 2006, publicado en este Número especial de Salud Pública en México, cuyo objetivo fue estimar la prevalencia de sobrepeso, obesidad y adiposidad central en México, así como explorar las

tendencias respecto a la ENSA2000, y comparar con mexicanos viviendo en EU.

Alrededor de 7 de cada 10 adultos padecen sobrepeso u obesidad en México . La obesidad mórbida, sin embargo, aumentó 45% en mujeres y 22% en hombres en los últimos 6 años.

“La obesidad es el factor modificable más importante para la prevención de enfermedades crónicas. Sin embargo, su control es complejo y requiere de acciones multisectoriales coordinadas por la Secretaría de Salud pero que involucran a toda la sociedad”.

A través del la ponencia Obesidad, sobrepeso, tiempo frente a la pantalla y actividad física en adolescentes mexicanos, la doctora María del Carmen Morales presentó el estudio destinado a determinar si el tiempo que los adolescentes pasan frente a la pantalla y la actividad física son conductas que se asocian con el sobrepeso y la obesidad en adolescentes mexicanos.

La prevalencia de sobrepeso y obesidad en los adolescentes en México es de

31.9%, y la mayoría de los problemas de obesidad en los adolescentes persisten en la edad adulta. Existe evidencia de las consecuencias de la obesidad en la niñez y la adolescencia sobre la morbilidad y la mortalidad.

La actividad física y la ingesta de alimentos son determinantes de la obesidad, dijo. Sin embargo, el tiempo dedicado a estar frente a la pantalla (viendo TV, jugar videojuegos, etc.) se ha asociado al sobrepeso y obesidad. Al respecto, señaló que no se encontró asociación alguna entre la actividad física vigorosa o moderada y el sobrepeso y la obesidad.

“Los adolescentes activos que ven menor tiempo la TV, tuvieron menores prevalencias de sobrepeso y obesidad”.

La última presentación del Seminario correspondió al doctor Juan Rivera Dommarco, Director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP Diseño de las tres encuestas Nacionales probabilísticas de Nutrición en México, quien destacó los cambios introducidos en los programas de nutrición a partir de finales de la década de 1990 (como el Programa Oportunidades), entre los que destacan: focalización en familias pobres de zonas rurales, niños menores de 2 años, y mujeres embarazadas y durante lactancia; alimentos distribuidos (alimentos complementarios enriquecidos y diseñados específicamente para menores de dos años); mayor énfasis en componente educativo; coordinación de programas y acciones; integralidad en acciones, y

componente de evaluación.

Luego de mencionar los factores que se requieren para transitar de intervenciones eficaces a programas efectivos para prevenir la desnutrición, destacó que la desnutrición ha descendido de manera importante en las últimas dos décadas. La reducción fue mayor en la última década, particularmente entre los más pobres, contribuyendo a reducir la inequidad.

“Sin embargo persisten prevalencias elevadas en la zonas rurales, la población indígena y los niveles socioeconómicos más bajos”. El aumento en el número de pobres entre 2006 y 2008 y la crisis financiera global podrían empeorar las condiciones de nutrición de los pobresó.

Para erradicar la desnutrición en México, es necesario aplicar las intervenciones de probada eficacia existentes e implementarlas utilizando las mejores prácticas. Asimismo, deben emprenderse de manera simultánea, acciones dirigidas al logro de crecimiento económico sostenido, con políticas distributivas y programas de desarrollo social que disminuyan la inequidad y la pobreza.

En ese sentido, las intervenciones dirigidas a mejorar las prácticas de alimentación infantil y de los menores de 2 años son de alta prioridad para la prevención de la desnutrición.

“Las intervenciones en nutrición durante el período formativo de la gestación a los primeros dos años de vida es una de las inversiones más efectivas para mejorar la salud y el desarrollo de capital humano y para interrumpir el ciclo intergeneracional de la pobreza”.


Deja un comentario

Archivado bajo Salud

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s