EXPLORACIÓN PETROLERA EN AGUAS PROFUNDAS EN EL GOLFO DE MÉXICO

La información pública sobre proyectos de exploración y explotación de aguas profundas está reservada por tres años

La exploración y explotación de hidrocarburos en aguas profundas, que inició Petróleos Mexicanos en el Golfo de México, se lleva a cabo en el mayor secretismo y sin que a la fecha se hayan expedido normas oficiales ambientales que regulen este tipo de actividades, por lo que Pemex actúa bajo un criterio discrecional que pone en riesgo los ecosistemas de esa región, denunció Gustavo Ampugnani, coordinador de la campaña de clima y energía de Greenpeace.

De acuerdo con la resolución número 75.1.4.DGN.002/2010, emitida por el Comité de Información de la Comisión Nacional de Hidrocarburos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y fechada el 30 de junio de 2010, la documentación relativa a la seguridad y desarrollo de las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en aguas profundas está reservada por tres años.

“Después de lo ocurrido con el desastre petrolero de Bristish Petroleum en el Golfo de México y del consenso científico en torno a las causas de cambio climático, es inaceptable que el gobierno mexicano permita que Pemex siga adelante en sus proyectos de aguas profundas como si nada hubiera pasado y cobijado en un manto de secretismo”.

La plataforma Centenario, diseñada para perforar en aguas ultraprofundas (2,134 m), se encuentra en el Golfo de México en el pozo Piklis, activo Holok Temoa. Según el programa de Pemex Exploración y Perforación (PEP), se espera que a ella se le sume la plataforma “Bicentenario”, ambas intalaciones perforarán el cinturón geológico conocido como Plegado Perdido, cerca de la frontera con Estados Unidos.

La Centenario será rentada por Pemex hasta el año 2015, a un costo diario de 495 mil dólares. Esto significa que tendrá una inversión total de 11,075.38 millones de dólares, que equivale a 15 fondos para la transición energética. Según la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética, los ejercicios fiscales de 2009 a 2011 deberán destinar 3 mil millones de pesos anuales a dicho fondo.

“Si México quiere ser un líder indiscutido en detenerlo debe cancelar los proyectos de extracción de petróleo en aguas profundas y redirigir las inversiones hacia el despliegue de las energías renovables como la solar. El tema  de fondo es que si México no disminuye desde ahora su inversión en aguas profundas, no podrá emprender el viraje hacia el aprovechamiento de fuentes renovables de energía y tendrá que enfrentarse, sin respaldo alguno, al colapso por el agotamiento de este combustible y a más cambio climático en su territorio”.


Deja un comentario

Archivado bajo Medio Ambiente

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s