ENCUESTA SOBRE DESERCIÓN EN EL NIVEL MEDIO SUPERIOR


Con el fin de aumentar el impacto de las políticas públicas dirigidas a mejorar la oferta de bachillerato, la Secretaría de Educación Pública levantará a inicios del año 2011 una encuesta para conocer a detalle las causas de la deserción en el nivel Medio Superior.

La encuesta se realizará en enero, a través de la Subsecretaría de Educación Media Superior, cuyo titular, Miguel Ángel Martínez Espinosa, informó que los objetivos específicos de ésta pretenden indagar cómo influyen las esferas individual, familiar, social e institucional en la deserción.

Se buscará concretamente cómo afectan al abandono escolar las condiciones económicas y familiares –el ingreso familiar y personal, la necesidad de trabajar o la enfermedad o muerte de familiares−, el género, la influencia de aspectos institucionales del sistema educativo (proceso de ingreso, criterios de selección y asignación de escuela, etc.), y el peso que tienen aspectos inherentes a la escuela, como la planta de profesores, las instalaciones y la disciplina, entre otros.

La encuesta se aplicará a jóvenes de 14 a 25 años, que residen de manera permanente en viviendas particulares ubicadas en el territorio nacional.

El tamaño de la muestra será de aproximadamente 10 mil personas y la recolección de datos se hará a través de entrevistas personales en los hogares, donde se le pedirá a cada joven que responda un cuestionario.

Se decidió hacer el levantamiento en las viviendas, porque en los planteles escolares no es posible ubicar a quienes interrumpieron sus estudios y, además, permite identificar los factores que condicionan la deserción.

Para fines de esta investigación, la población de interés estará dividida en tres subpoblaciones: 1) desertores; 2) estudiantes actuales o egresados de la educación media superior y 3) jóvenes que nunca se han matriculado en alguna institución de nivel medio superior (hayan concluido o no la secundaria).

A la subpoblación de desertores se le aplicarán dos mil cuestionarios, mientras que a las subpoblaciones 2 y 3 les corresponderán cuatro mil cada una.

Esta distribución permitirá obtener datos sobre las diferencias entre  subpoblaciones a nivel nacional,  no regional, ya que el rango de edad (14 a 25 años) dificulta la obtención de observaciones suficientes para realizar deducciones estadísticas de ese tipo.


Deja un comentario

Archivado bajo Educación

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s