DOCUMENTOS HISTÓRICOS A LA BIBLIOTECA DIGITAL MEXICANA

Se trata de un códice tributario posthispánico y dos manuscritos ilustrados de origen tlaxcalteca

Con la presentación de tres documentos históricos pertenecientes a su archivo, la Universidad Iberoamericana formalizó su participación en la Biblioteca Digital Mexicana.

A través de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero de esta casa de estudios, ingresó al proyecto multiinstitucional un códice tributario posthispánico y dos manuscritos ilustrados de origen tlaxcalteca.

De la colección de códices posthispánicos que resguarda, la Biblioteca Digital Mexicana seleccionó el Códice Huétamo, manuscrito pictográfico de una sola hoja, que incluye dos textos en español, fechados en 1542 y 1552. Producido por autoridades otomíes del pueblo de Cutzio, Michoacán, fue adquirido en el extranjero y repatriado a México, donde fue donado a la Universidad para su conservación y consulta.

La maestra Teresa Matabuena Peláez, directora de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero, apuntó que el Códice Huétamo es una representación pictográfica de productos tributarios y cantidades a entregar, el cual representa el convenio establecido entre el encomendero o regidor de la ciudad de México, Gonzalo Ruiz, y dos asentamientos indígenas.

Aparentemente este códice perteneció a la biblioteca del cronista, historiador y anticuario italiano Lorenzo Boturini.

Además del Códice Huétamo, se incluyeron los testimonios y ejecutoria de nobleza de la familia tlaxcalteca Sánchez Rodríguez Aquiahualcateuhtli Galicia y Castilla, formada por dos bellos manuscritos ilustrados.

Más parecidos a libros iluminados medievales que a los códices mexicanos, su originalidad y calidad los coloca como de verdaderas piezas de arte. Forrados de terciopelo y con aplicaciones de oro, estos documentos fueron entregados a las autoridades españolas con el fin de conseguir títulos de nobleza y ciertos privilegios por parte de los gobernantes de los pueblos de Tlaxcala.

Estos últimos documentos, indicó la maestra de la Ibero, cuya biblioteca es reconocida como una de las más importantes de América Latina, ofrecen un interesante aspecto sobre cómo fue incorporada y asimilada la nobleza indígena al nuevo orden impuesto en el virreinato de la Nueva España.

En la ceremonia, donde participaron la doctora Andrea Martínez Baracas, presidenta de la Biblioteca Digital Mexicana, y el maestro Luis Inclán, académico de la Biblioteca de la Ibero y antiguo director del Departamento de Letras, la directora de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero dio a conocer que también se tiene planeada la incorporación de documentos sobre lenguas indígenas.

La maestra Matabuena compartió su deseo de que la Biblioteca Digital Mexicana incluya en el futuro otros documentos valiosos resguardados, como la fe de bautizo de Miguel Hidalgo, la correspondencia de Thomas Alva Edison con Porfirio Díaz, así como la que Francisco I. Madero dirigió al entonces presidente de México.

Deja un comentario

Archivado bajo Educación

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s